martes, 23 de noviembre de 2010

¿Reformamos o nos conformamos?

La del Instituto, más conocida como la plaza del Parchís, es uno de los lugares más emblemáticos de Gijón. Por ser punto de encuentro, descanso, relación y confluencia de vías, así como por su cercanía con la playa de San Lorenzo, es de los espacios públicos más populares del centro urbano.



Antigua plaza del Parchís


[caption id="attachment_997" align="aligncenter" width="300" caption="Mercado situado en la plaza. Desaparecido en 1937"][/caption]


 La construcción de un parking subterráneo para residentes del entorno, es  la causa por la que la zona permane en obras desde hace ya algún tiempo, y se trata estos meses de darla por finalizada. El hecho de incorporar el parking, responde a una necesidad por parte de los vecinos del centro urbano, donde la mayoría de los edificios carece de garage.

 Las opiniones sobre la reforma son diversas.



Estado anterior al inicio de las obras

La idea prevista, por los técnicos de la obra, consiste en el mantenimiento de la forma cuadrangular que siempre ha tenido esta plaza y la tipología que todos recordamos del Parchís. [leer +]  Hay quienes se muestran satisfechos, con que el espacio vuelva a ser el que era, sin novedades. Piensan que funciona, que es parte de la ciudad desde hace años y que no ven el por qué de un cambio. Sin embargo, muchos otros, muestran su decepción, al considerar que la plaza debería adecuarse a nuestra época, haber incorporado algún gesto o alguna seña de identidad de quienes la han proyectado. Quizás la cercanía con las elecciones, ha tenido algo que ver con esta decisión, de no tocar, aquello que al parecer agrada.




Vista cenital tras la reforma




Vista desde la calle tomas y valiente


La propia experiencia nos dice, que el diseño "parchís" es una tipología que ha funcionado siempre y funciona en esta plaza. Y eso siempre es una ventaja. Sin embargo, está claro que es una tipología propia de su época, es decir, principios del s.XX, que con esta nueva intervención, van a restituir sin más.  Solución que aunque digna, parece la opción fácil.

Quizás se podría haber intentado aportar algo más. Las ciudades crecen y evolucionan y con ellas sus elementos y espacios. A veces, hay cosas que ya de por sí están bien, sirven, funcionan. No hacen falta grandes cambios, es cierto, pero.. ¿donde queda entonces la evolución? Siempre podemos tomar algo bueno como base pero, si se nos da la oportunidad.. ¿por qué no intentar mejorarlo? Ni tan siquiera, hubiese hecho falta plantearse una plaza vanguardista proyectada por algún "star architect" del momento. Dotarla de un aire, un tanto más contemporáneo, no tendría por qué haber sido complejo. Sin embargo, a veces prima más ir sobre seguro, curarse en salud y no buscar soluciones que de algún modo, puedisen llegar a convertirse en impopulares. Sobre todo, con las elecciones a la vuelta de la esquina.



Ya se sabe, donde manda capitán.. no manda marinero!


A día de hoy, 11 de marzo de 2011... ya tenemos nueva imágenes con el resultado [ver+] ¿Qué opinais?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada