viernes, 24 de diciembre de 2010

Castro Elviña

Situado en la parroquia de S. Vicente de Elviña, en las cercanías del Polígono Industrial de Pocomaco y el Campus de A Zapateira, en Coruña encontramos en un pequeño itsmo que domina toda la bahía coruñesa, lo que se conoce como: el Castro de Elviña.

[caption id="attachment_1147" align="aligncenter" width="300" caption="Restos excavaciones, Castro Elviña"][/caption]

Una zona ocupada en la edad del bronce y el hierro en adelante, rodeada de paisaje y zonas fértiles, donde practicar la agricultura y la ganadería, pero donde además, el lugar donde se desarrolló en 1809, la que se conoce como la " Batalla de Elviña" durante la guerra de la Independencia contra Napoleón. Allí al parecer luchararían tropas francesas del Mariscal Soult y la artillería inglesa con el general Sir John Moore al mando.

Durante el s. XX se han ido realizando, no sin complicaciones, algunas excavaciones. Incluso se llegó a proponer un proyecto para museo en el que se recrearía la vida del antiguo castro. Incluso se llegarían a reconstruir algunas casas con motivo del III Congreso Nacional de Arqueología y el I Congreso de Ciencias del Hombre. Sin embargo, poco después se abandonarían los trabajos de excavación, sin evitar que tiempo más tarde, la maleza invadiese la zona. Incluso llegó a instalarse una torre de alta tension en la zona alta del yacimiento con el peligro que ello comportaba para los trabajadores y la conservación del propio castro.

Ya en 1959, se consiguen consolidar las estructuras excavadas asi como llevar a cabo labores de limpieza y conservación. Se elimina también el tendido eléctrico y se descubren algunos restos más.



Algunas de las estructuras que ya hoy podemos observar son:

Murallas “Valados”:Hay varios lienzos de muralla que rodean las zonas diferenciadas en el yacimiento. Una rodea la “Acrópolis” o “Croa”, que es barrio más superior. Otra inferior que rodea lo que podría ser otro barrio del poblado. Su grosor es de aproximadamente 4 metros. Recientemente se han puesto al descubierto tramos de las mismas. Su sistema constructivo es de mampostería de piedras de granito, piedra abundante en la zona.

· “Acrópolis” o “Croa” : Es el recinto superior desde la cual se ve la Bahía de la ciudad de A Coruña y la “Torre de Hércules”. En ella se hicieron algunos sondeos en los años ochenta, encontrando en ella restos de a simple vista parecen casas y la muralla original, se está revisando actualmente.

· Casas: Repartidas por toda la parte excavada ya. Las hay tanto de planta rectangular como circular, en las que se han encontrado muchos materiales, como molinos de mano, circulares y los llamados de “vaivén”, cerámicas, hogares, elementos de metal como fíbulas y destaca entre ellas la “Casa del Tesoro” en la que se encontró el “Tesoro de Elviña” formado por una diadema, una gargantilla, 13 cuentas de collar y un colgante, todo ello de oro.

· Entrada a la “Acrópolis” o “Croa” : Esta está situada en el Noreste del castro y consta de un torreón circular a la izquierda y una rampa enlosada que tuerce a la derecha. Actualmente está tan reconstruida que no se puede apreciar que queda original de ella. Hay testimonios de la existencia de unos escalones que conducían a un “camino de ronda” que recorrería toda la muralla en su interior, actualmente no se conservan.

· Pozo y canales para la recogida de agua: Al lado de la entrada a la izquierda del torreón hay un pozo que tuvo una cubrición abovedada, se publicó como “garita de centinela”, aunque se han hallado canales tallados en la roca que van a confluir en el pozo, canales que servirían para recoger y conducir el agua de lluvia hasta el mismo.

Entre las estructuras de Elviña hay algunas muy llamativas, se trata de dos construcciones:

Una la llamada “Templo del Ídolo Fálico” , es una habitación de grandes dimensiones de forma oval, construida en paralelo a la muralla de la “Acrópolis” o “Croa”, y se adapta a la forma de la roca sobre la que se apoya. Tiene un banco adosado a las paredes, lo que se llama un “banco corrido”.

Otra estructura es lo que se llamó “Casa de la Exedra” . En ella se han encontrado restos de edificaciones circulares mezcladas con otras de tipo rectangular. Se le llamó de la “exedra” por haber encontrado en uno de los lados un muro con forma circular que parecía un ábside, aunque después, durante las excavaciones de Felipe Senén, se descubrieron restos de muros redondos al otro lado, lo que ha hecho suponer a algunos que se trate de casas circulares en principio, las cuales, más tarde se rehicieron con casas de muros rectos. Los restos encontrados en su interior indican que vivían familias acomodadas, ya que había restos del enlucido de las paredes en el interior y material romano.

Por último la estructura más llamativa del yacimiento, por su tamaño, dificultad en la construcción y por su utilidad. La Fuente-Aljibe de forma rectangular. Un enorme pozo escalonado hacia el interior cuya función era recoger el agua filtrado por las características del terreno, que se acumulaba en la cubeta formada por los escalones, para abastecer al poblado.

Un lugar como vemos cargado de historia y en el que parece, se repite siempre ¡la misma historia! Veámos si su recuperación se toma en serio de una vez por todas y las actuaciones propuestas por fín se logran. [leer +]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada