lunes, 10 de enero de 2011

...Cirugía urbana...

Las ciudades  nacen, crecen y se desarrollan. También llegado el momento mueren. ¿No es eso lo que conocemos como el milagro de la vida?

Pues sí, las ciudades son tambíen "entes vivientes"  y como tales, a veces, el transcurso de los años hacen mella en su piel.

La arruga es bella, dicen. A veces. Podemos pensar en las ruinas de la antigua Grecia, llenas de "arrugas" que las han llevado a eso, a la ruina. Sin embargo, nuestra labor es tratar de mantener las ciudades vivas, radiantes y para ello, nada mejor que renovarlas con las necesarias obras de urbanización. Pues esto es lo que parece haber comprendido el Ayuntamiento gijonés, porque este año que acabamos de despedir, ha sometido a la ciudad a una de estas curas.

Con una inversión de más de 10 millones de euros, ha conseguido hacer realidad algunos proyectos que mejoran la piel y las arterias de la ciudad. Obras diversas como la de la Plaza del Marqués, la calle de Los Moros y su entorno y la avenida Castilla, [ver video] tienen en común una misma finalidad:

la de favorecer la revitalización económica y comercial de estos espacios, protegerlos y crear una movilidad urbana más sostenible.



[caption id="attachment_1258" align="aligncenter" width="300" caption="C/Los moros antes de las obras"][/caption]


Nueva cara de la calle los moros tras la remodelación

Novedades:

Calle los Moros

> Un solo carril de circulación y aceras más anchas.

>La calle se considera "zona 30"

>Renovación del entorno: c/Espaciosa, Del buen suceso, Sta Rosa, Enrique III y Santa Lucía.

Avenida de Castilla

>Aceras más anchas y nuevo carril bici.

>Construcción de un aparcamiento subterráneo.

>Ampliación del puente del Piles.

Aún sin terminar, las obras de la avd. Castilla, ya están teniendo un efecto positivo: la acera del puente del río Piles que transcurre por el paseo marítimo ya ha sido ensanchada. Este era un punto complicado para la convivencia entre peatones y ciclistas, debido al molesto cuello de botella que allí se producía. Gracias al ensanchamiento, el paso tanto de unos como de otros, se hace así más cómodo, evitando molestias ya que pasado el puente, los ciclistas discurren ya por su respectivo carril-bici que años lleva ya funcionando.

La obra se completará este verano con la realización de un parking subterráneo, la ampliación del puente del río Piles y su conexión con la senda ciclista que discurre a lo largo del río.

Toda esta acertada terapia, quizás podría trasladarse a la capital coruñesa... donde el casco urbano también fruto del tiempo y de un urbanismo mal entendido, sufre como ya hemos comentado, [ver post anterior] de "dolencias" similares.



[caption id="attachment_1255" align="aligncenter" width="300" caption="Calle San Andrés, La Coruña"][/caption]
Buscar la funcionalidad, así como lograr  la primacía del peatón mediante el ancho de aceras, o el rebaje de las mismas en rampa para garantizar la accesibilidad, revitalizaría así allí también, la ultimamente tan reinvindicada actividad comercial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada