lunes, 7 de febrero de 2011

Arquitectura sensible o simplemente... ARQUITECTURA?

En los tiempos que corren estamos acostumbrados a ver y escuchar la palabra arquitectura acompañada de ciertos adjetivos, como: ecológica, sensible, eficiente, funcional... Será que deberíamos volver a plantearnos ¿qué es arquitectura? ¿Sólo con el sustantivo, no van todos esos adjetivos  implicitos ya? ¿por qué especificar? ¿no somos capaces de aunarlos todos al proyectar?




Paseando por Arteixo hoy, nos hemos topado por casualidad con un edificio que desde lejos tenía algo especial. Dentro del entorno en el que se encuentra, destacaba entre los demás y nos llamó la atención. Al acercarnos comprobamos que era el Palacio de los Deportes y aunque no habíamos tenido la oportunidad de acercanos a verlo antes, recordamos entonces quien era su autor.






Lo primero que nos llama la atención es su colorista fachada, realizada con U-glass  que como si de un arco iris se tratase envuelve el edificio en una fachada de armoniosos tonos pastel que dan un toque alegre a la zona industrial en la que se halla, pero que a la vez se funden con el cielo y quieren ser discretos. La sutileza de la fachada nos deja encantados.



Por otra parte, al parecer se opta por un LHV Formliners de Valero (concretamente modelo 002 de la colección Wood) para texturizar todo el cerramiento exterior en hormigón visto de la obra, colocado en posición vertical para darle continuidad de alguna manera a las líneas formadas por el acristalamiento superior.



En un posterior acercamiento descubrimos una escalera que nos lleva a cubierta, desde donde podemos contemplar más de cerca el detalle de fachada, las vistas de la zona y los diversos patios interiores que se van creando en el interior del edificio. Estos patios, junto con ventanales y lucernarios varios, buscan iluminar todo el interior de forma natural.



En cuanto a la estructura, metálica, sabemos que cuenta con la viga de directriz recta más larga de Galicia [ver+]


El acceso al edificio cuenta con una zona de control en la que se ubica una oficina y los aseos públicos, y que está situada entre el pabellón y la piscina municipal. La planta baja alberga el gimnasio,un almacén y la sala.

Da gusto que un paseo, te regale descubrimientos así. Cuando te vas, te das cuenta de lo que marca la diferencia entre un buen edificio y los demás: ni más y ni menos que la sensibilidad.

El arquitecto, por cierto... Jose Ramón Garitaonaindia.  Os dejo con un video en el que él mismo os presenta el edificio [ver]

¡Que os guste al menos, tanto como a nosotros! [+imágenes]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada