jueves, 3 de marzo de 2011

"Les Colomines" de Ujo


La población de Ujo [ver +] está situada en la margen izquierda del río Caudal.



      Ujo ha sido siempre una encrucijada de caminos, no en vano... aquí confluyen los puertos de montaña de San Isidro, Vegarada, Piedrafita, La Carisa y Pajares y todos ellos enlazan con la Autovía de la Plata.

       En 1925 se electrificó el trayecto de Ujo a Busdongo y para ello se construyó en Ujo la Casa de Máquinas Eléctricas con una arquitectura de claras influencias modernistas. La estación, por otra parte, es una conjunto arqueológico industrial como son sus talleres, la báscula torner, etc. La explotación minera transformó a Ujo,  se creó la empresa Hullera Española en 1.890 por el Marqués de Comillas. Se conservan de esta época varias edificaciones de marcado interés, como: Las oficinas generales que conservan las Vidrieras del Lucernario con motivos mineros o la Casa de los Inga gerencia de la empresa,  en el Barrio de Vistalegre, y utilizada ocasionalmente como residencia por el Marqués de Comillas.

      La barriada obrera más característica de la época son “Los Cuarteles de la Torre”, que datan de 1894, construidos por Hullera Española por técnicos vascos, y de marcado estilo galés. Sin embargo, la joya de Ujo, es precisamente, la de la imagen inferior:

  
la Iglesia románica del siglo XII  que sufrió varias reformas y se trasladó de su emplazamiento original al electrificarse la línea férrea. Conserva la portada, el arco toral, el ábside y varios canecillos.



LA VIVIENDA MINERA EN LA CUENCA DEL CAUDAL.

La minería y minero-metalurgia ha sido en Asturias, motor importante y uno de los sectores dominantes de nuestra industrialización. Por este motivo, y por ser además las empresas de esta rama, las mayores promotoras de alojamientos, la vivienda más común en la zona sería por tanto, la minera y patronal.

El valle del Caudal,  es un vivo ejemplo de este tipo de vivienda. En torno a este cauce fluvial, que atraviesa el valle de Mieres y a los otros dos ríos que al unirse lo forman (el Aller y el Lena) irían consolidandose allá por el último cuarto de siglo del XIX diversas sociedades mineras y similares (Fábrica de Mieres, Sociedad Hullera Española, Hullera de Turón, Mina Figaredo..) Las dos primeras conseguirían llegar a ser, las de mayor importancia en la región.

Tres ideas básicas serían imprescindibles para llevar a cabo la tipología de la que hablamos:

-Jerarquía

-Economía

-Estrategia para el incremento productivo.


Dentro de esta tipología de vivienda, podemos distinguir una gran variedad.

El cuartel, el cuartel adosado, cuartel-casa escalera, cuartel barraca, barracon de madera...

En Ujo podremos ver esta tipología de cuarteles bien ejemplificada.

El corredor en las plantas altas, la configuración volumétrica a la manera de prisma estrecho, alargado y bajo y la presencia de más de una altura edificada son algunas de las características de este tipo.




Colominas en el Barrio San José. Ujo
 
Los cuarteles. 

Hoy por hoy.. pocas minas quedan en pie. [ver imágenes] Sin embargo, estos pueblos, estos barrios surgidos gracias a ellas, aún siguen vivos, o lo intentan...(luchar contra los gigantes que frente a ellos suponen las grandes urbes, no resulta sencillo) Pasear por sus calles, hablar con sus gentes, y respirar su ambiente, nos transporta a tiempos de antaño y nos recuerda  cuán ligadaos estuvieron y están, al negro mineral.


Ejemplo de casa restaurada en el Lugarín, donde coexisten las restauradas con otras muchas casas en peligro de derrumbe.


Este edificio de Hullera Española, fue un edificio emblemático en los 70

Escuela de Olvido

A veces lo original es volver al origen, dicen. Evolucionar sí, pero sin perder lo bueno de nuestras costumbres y por supuesto, nunca nuestras raíces. Saber a donde vamos pero sobre todo, de donde venimos.



No debiera olvidar nuestra región, el esfuerzo, la valentía y el corazón.. de aquellos que bajo tierra trabajaron, ¡picando negro carbón!

A la gente minera, sana y verdadera, dedicamos este post;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada