jueves, 23 de mayo de 2013

"Made in Alemania"...Monumento al Holocausto.


Norteamericano de ascendencia judía y arquitecto: Peter Eisenman, fue el elegido para convertir en monumento, una truculenta historia real: el Holocausto de los Judios en Berlín. 



El proyecto, resultado de un concurso de 1997, fue construido en 2003-04 e inaugurado el 12 de Mayo de 2005, 60 años despues de la culminación de la guerra.

Es un monumento de 19m2 de extensión. Grande como lo es su historia y misterioso y desconcertante como lo fue ella también, se encuentra cerca de Potsdamer Platz y la puerta de Brandenburgo, en el barrio de Friedrichstradt, en un terreno, al que perteneció la casa del nefasto propagandista nazi Joseph Goebbels ("Una mentira mil veces dicha, se convierte en una verdad") y que tras la división de la ciudad durante la Guerra fría, quedo como parte de la conocida como "zona muerta", es decir, el espacio de influencia del muro de Berlín.




La idea propuesta por el deconstructivista arquitecto, trasmite perfectamente la sensación que pudieron sentir los exiliados a campos de concentración nazi: aturdimiento, agobio, desazón...que se va haciendo mayor según nos adentramos más en el momumento. Nada nos permite situarnos. La matriz de cajas brutalistas de la que se compone, (nada menos que 2711 bloques) varía su altura. Ninguna caja tiene la misma altura y cada una representa, una página del Talmud hebreo.


2711 bloques de hormigón en distintas alturas pero iguales proporciones.


 El suelo, parece llano, pero no lo es. Forma curvas sinuosas casi imperceptibles, pero que nos hacen "desaparecer", entre las losas.
La palabra, es CAOS.

Pavimento ondulado.

Y para explicar mejor la historia, se le encargo a Eisenman un pequeño lugar subterraneo, bajo el momumento, conocido como "Lugar de la Informacion" donde se recuerda y explica la tragedia vivida por las victimas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada