viernes, 16 de abril de 2010

el arte de las medianeras


La medianera ha sido durante mucho tiempo una parte marginada y olvidada en los edificios. Sin embargo, esta situación fue poco a poco cambiando, llegando hoy incluso a considerarse su tratamiento un arte. Os dejo algunos ejemplos que me he encontrado por mis dos tierras, ya sabeís la natal, Asturias y la adoptiva, Galicia y cuyo tratamiento, me ha parecido interesante en unos casos, oportunidad desaprovechada en otros.   

[reflexiones sobre la medianera]

 Medianera publicitaria Caixa Galicia, Playa Riazor, Coruña

El decorado de la medianera, como soporte publicitario del Caixa Galicia pero tratado quizás no del mejor modo posible:

En un mundo (el de nuestras ciudades)  invadido por el ruido en todos los sentidos, medianeras tratadas así introducen en nuestra rutina diaria, un ruido más, el visual. Por qué, ¿no hacernos un poco más invisibles? conseguir mimetizarnos con el cielo, el entorno..

Deberíamos apoyarnos en materiales adecuados, (en este caso, se me ocurre por ejemplo.. ¿por qué no un acabado metálico que juegue en sus distintas gamas, a reflejar su entorno, fundiéndose además con el cielo coruñés?) pero no, mejor destacar y llamar la atención a como de lugar... al parecer este es el leit motiv que mueve nuestra sociedad.

Sin embargo, con soluciones menos impactantes y más coherentes, sí llegarían buenos resultados, que además de seguir sirviendo de soporte publicitario, realzarían el perfil de la ciudad de manera más sensible y delicada, sin caer en la superficialidad, en el protagonismo que pretenden las formas figurativas rotundas, los colores llamativos o los tratamientos chocantes de algunas intervenciones que nos encontramos en nuestro ir y venir diario, y para las que las ideas de calidad y aportación al  contexto, suenan como mínimo... lejanas.


                                                                                    Coruña 

                                     Torre Bankunión, Muelle Gijon

Obra de cerámica de Alejandro Mieres en la medianera del edificio proyectado por Francisco y Federico Somolinos. El tercer proyecto de rascacielos de la época (comparado incuso con el "Chicago Tribune")  es todavía hoy el techo de Gijón (21 plantas) y uno de los pocos rascacielos de Asturias. Con la obra de Mieres, un alargado faro situado en primera línea del muelle gijonés,  se convierte ya en todo un emblema de la ciudad.                     

                           Medianeras Plaza del Humedal Gijon 

Tratamiento de pintura, con el que se logra crear la sensación aparente (conocida como "trampantojo") de que las bandas entreventanas del alzado principal se prolongan en la medianera, pareciendo así que el alzado continua en el lateral, una intervención sencilla con la que se consigue materializar  esa clara e interesante idea de partida, a la perfección.

Como vemos, intervenir en las medianeras no responde sólo a una intención estética, éstas pueden convertirse en todo un "laboratorio" para probar nuevos materiales, texturas..cambiando la paleta de colores existentes en la ciudad. Cambiemos pues el gris por el color.. y sorprendamos al peatón!! pero tengamos en cuenta que aunque parezca complejo por la sociedad que nos ha tocado vivir, a veces, es mejor olvidarse del espectáculo y desempolvar valores como la sobriedad, delicadeza, respeto...

porque a veces lo original, es volver al origen¡¡




       



                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada